Conservación y almacenamiento de carnes
Para la conservación y almacenamiento de la carne se requiere el frío, pero no basta con esto.  Los gérmenes y mohos que habitan en la superficie y que han sido neutralizados mediante el frío, vuelven a recobrar su vigor cuando retoman la temperatura ambiente. El ozono destruye estos agentes dañinos, garantizando una asepsia total en la carne. Además, se obtiene un mejor aspecto y presentación, así como la desodorización de las cámaras y eliminación de los agentes nitrogenados originados por la descomposición de la urea.

carne-02 
 
Comercial Feragus Ltda.
Entregando soluciones de envasado desde 1994
Leer más...
Mantención y reparación de máquinas
Leer más...